Search
  • José E.

Afrontando el 2019 en Cleta

Hoy comencé la tercera semana de estar yendo al trabajo en bicicleta y la verdad es que no podría estar mas contento. Ha sido un reto en muchísimos aspectos, he tenido que preocuparme por cosas que quizás antes ni me pasaban por la cabeza, y a la vez ha sido un espacio para encontrar paz en medio del trajín diario. ¡No tienen idea lo despejada que llega mi mente a la oficina y a la casa después de la jornada laboral!


Hasta el momento han sido ocho días completos de ir a la oficina únicamente en bicicleta. Ocho días en los cuales con costos he pensado en mi carro y en los que he reemplazado los viajes monótonos en carro por sudadas, cuestas y un sentimiento de cansancio satisfactorio. Si hiciera una comparación entre llegar a la casa un viernes en la tarde cansado por el trabajo y las presas versus un viernes por la tarde cansado por haber acumulado más de cien kilómetros, definitivamente gana la segunda opción. No ha sido fácil, pero la satisfacción de hacer un esfuerzo por llevar una vida más consciente con el medio ambiente me ha llenado de una convicción y ganas mayores de impulsar a otras personas a adoptar estilos de vida más sanos.

Promediando 29 kilómetros diarios y casi hora y media diaria, este es un pequeño resumen de la cleteada hasta el momento

Creo que hasta el momento el reto más grande ha sido caer en la realización de que el carro ya no es una opción. Se siente muy distinto prepararse para ir a trabajar y no depender de la comodidad del carro. Cargar todo sobre dos llantas y llegar sudado a la oficina es cosa seria.

Este ha sido mi día promedio -- por encimita -- hasta el momento:


05:00 a.m. ---- Suena el despertador

05:40 a.m. ---- De camino a la bici con todos los tiliches, lonchera y mucho frío

06:00 a.m. ---- Ejercicios Funcionales en Crossfit Sibö para fortalecer el cuerpo

07:45 a.m. ---- Llegada a la oficina directo a ducharme y buscar comida

Hambre Hambre Hambre

16:00 p.m. --- Alistarme para salir de la oficina y aprovechar la luz del sol

18:00 p.m. --- Terminar de atender asuntos laborales y prepararme para seguir comiendo

20:00 p.m. --- Logística de bulto para el día siguiente

10:00 p.m. --- Buscando cama para afrontar un nuevo día


He disfrutado todos los días con todos sus aventuras y retos. Mi cuerpo aún se está acostumbrando al incremento en actividad física, por lo que ando un poquito más cansado de lo normal y tengo hambre a todas horas. Me he llevado un par de sustos menores por conductores atarantados, he sufrido ampliamente con los vientos de la época y me he topado con muchas otras personas que hacen de sus bicicletas su método de transporte diario.

La mayor sorpresa: ¡¡me llovió un día!! Ahora resulta que los agüizoteros sabían que las "Pintas de Enero" me iban a dar semejante sorpresa...

Conforme avancen los días les contaré un poco más de todo lo que voy viendo y que me pasa, pero de momento los dejo con las tres principales enseñanzas que me ha dejado el proyecto hasta el momento:


1) Bienes Materiales -

Estamos apegados a demasiadas cosas que no nos aportan valor en el día a día. Movilizarme en bicicleta me ha obligado a cargar exclusivamente lo necesario, por lo que me he dado cuenta de la cantidad cosas que andaba de un lado para otro sin razón alguno. Por ejemplo, en mi carro siempre andaban como 4 jackets. Ni que viviera en el Irazú...


2) Conformismo -

Todos queremos un mundo mejor pero estamos a la espera de que lo hagan por nosotros. Varias personas me han comentado que les parece increíble la iniciativa pero que ellos no serían capaces de comprometerse. Las excusas sobran para cualquier compromiso, por lo que reside en nosotros la capacidad de aportar un granito de arena al entorno que tanto nos da. Puesto de otra forma, no podemos esperar que hagan por nosotros lo que nosotros no estamos dispuestos a hacer. El entorno nos necesita y es hora de actuar antes de que sea demasiado tarde.


3) Motivación -

¡Qué chiva es cuando otra persona nos motiva a ser mejores personas! ¿Por qué no creemos que nosotros podemos ser esa persona? Todos tenemos algo increíble que aportar, por lo que les aseguro que si empezamos a vivir vidas más conscientes vamos a tener la capacidad de contagiar a los demás. Mi meta es contagiar a que las personas se muevan en pro del entorno y de una mejor vida, por lo que espero que los que lean esto se propongan de una forma u otra motivar a sus conocidos a ser mejores personas. Pro Tip - ¡hay una infinidad de formas!



Tres fotos favoritas hasta el momento:

1) Parqueo Pro Bicicletas

2) Días Soleados

3) Lo importante es que llevé medias... nadie vio que eran diferentes...


!Pronto les cuento más!

José


P.S. ---


92 views

©2019 Costa Cletas